SALUD MENTAL Y SALUD EMOCIONAL, DERECHOS INAPLAZABLES

 

En los últimos tres años estamos asistiendo a una serie de acontecimientos que ponen en serio peligro la salud de una gran parte de la población, independientemente de su origen, cultura, valores, o estatus. No obstante, el peligro es mayor para todas aquellas personas que, por diversas razones, eran -o son- especialmente vulnerables al sufrimiento mental y físico. Entre ellas ocupan un lugar destacado quienes ya tenían comprometida su salud mental y emocional y que, por muy diversas razones, no han recibido la suficiente y necesaria atención que, sin duda, merecen. Este Congreso pretende poner en evidencia las deficiencias y las, en muchas ocasiones, insuperables trabas a las que se ven sometidas estas personas, trabas que se agudizan todavía más en momentos como los que todavía estamos viviendo. Por ello hemos querido dar voz de una forma especial a quienes sufren algún problema mental y a sus familiares, pero también a quienes día tras día se ocupan y preocupan por ellas. Pero, además, cuando estábamos preparando este Congreso, nuestro entorno europeo se ha visto especialmente sacudido y atenazado por un nuevo acontecimiento bélico, tan injusto y desproporcionado como son todas las guerras, que una vez más ha puesto en evidencia la fragilidad de todo aquello que damos por sentado: estabilidad, paz, libertad para decidir, derechos humanos, y un largo etcétera. Miles de personas se han visto obligadas a emigrar buscando refugio y ayuda en nuestras sociedades. Por todo ello hemos querido dedicar un espacio específico a quienes, desde su actividad profesional como psicólogos, están volcados en la atención a los refugiados por causas bélicas.

Si algún aspecto positivo tienen acontecimientos como los vividos – pandemia, guerras, emigración forzosa-, ha sido el de ponernos frente al espejo del sufrimiento mental y emocional, demostrándonos que nadie es, somos, inmune a ellos y que, por tanto, bajo determinadas circunstancias cualquiera puede traspasar esa fina línea que diferencia la salud de la enfermedad y el sufrimiento mental. De hecho, muchos estudios muestran cómo han aumentado de manera notable ciertos problemas (suicidios, violencia, aislamiento, depresión, trastornos de ansiedad, adicciones, etc.) que han afectado a amplios grupos de población entre los que, de nuevo, ocupan un lugar destacado los más vulnerables: niños y   adolescentes. Estos problemas serán también objeto de atención especial en el Congreso.

Esperamos que el programa que hemos preparado resulte de interés y nos permita reflexionar sobre nuestro papel como psicólogos a fin de mejorar nuestras capacidades y conocimientos. Además, hemos decidido ser optimistas y programar un Congreso enteramente presencial, abriendo no obstante también la posibilidad de asistencia online para quienes no puedan desplazarse a Valencia por cualquier motivo. Muchas gracias a todas y todos los colegas que han aceptado participar en el Congreso, por ofrecernos tan generosamente su tiempo y sus conocimientos en beneficio de todos. ¡Nos vemos en Octubre en Valencia!

Amparo Belloch y Carmen Carrió

Presidentas del Congreso

     

 

 

 

Congreso Reconocido por su interés sanitario por la Consellería de Sanidad y Salud Pública de la Generalitat Valenciana

 

 

 

 

 

Congreso acreditado con creditos de libre 
configuración para estudiantes por:

 

 

 

SECRETARÍA TÉCNICA: 

MªJosé García Fortea (maria.jose.garcia-fortea@fundacions.uv.es)

Teléfono 96 158 39 25

     

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Organiza, patrocina, colabora